Tipos de comunicaciones moviles



Existen muchas formas de clasificar los sistemas de comunicaciones móviles. Una de ellas, tal como hace el Reglamento de Radiocomunicaciones, es en función del entorno en el que se utilizan - terrestre, marítimo o aeronáutico. Otra posibilidad es clasificarlos según su capacidad de comunicación, en uno o ambos sentidos. Con este criterio, los sistemas móviles se clasificarían en:

Sistemas símplex. La transmisión y la recepción se efectúan en forma secuencial, en un sentido cada vez. Para hablar, se debe "solicitar permiso", lo que se hace pulsando el botón del terminal denominado PTT, "Push To Talk" o "Pulsar Para Hablar". Dentro de los sistemas símplex se encuentran los que funcionan a una o a dos frecuencias. Los primeros son aquellos que utilizan la misma frecuencia para transmisión y recepción. Presentan como principal inconveniente la alta probabilidad de captura de una comunicación por otra, debido a una alta interferencia co-canal; sin embargo, permiten la comunicación entre móviles, sin pasar por la base. Este tipo de sistemas se utiliza para soportar las comunicaciones de seguridad en los servicios móviles marítimo y aeronáutico. Los sistemas a dos frecuencias separan la transmisión de la recepción. Ofrecen mayor protección a la interferencia co-canal pero obligan a que todas las comunicaciones pasen necesariamente por la estación base, al no poder los móviles hablar entre sí.
Sistemas semi-dúplex. Este sistema utiliza frecuencias diferentes de transmisión y de recepción. Es una mejora del sistema símplex a dos frecuencias, donde se incorpora un duplexor a la estación de base. En este caso, la estación base funciona en dúplex y los terminales móviles lo hacen en símplex. La estación base se limita a retransmitir las comunicaciones que recibe, a lo que se denomina "Talk Through" (TT). Para identificar una solicitud de comunicación frente a posibles interferencias, se manejan tonos de control a frecuencias "sub-audio" (< 300 Hz) que acompañan a la comunicación. Así, sólo se activará la estación base cuando reciba una señal, en la frecuencia de recepción adecuada, acompañada del todo "sub-audio".
Sistemas dúplex. En estos sistemas la estación base transmite en una frecuencia f1 y recibe en una frecuencia f2 mientras que el móvil transmite en una frecuencia f2 y recibe en f1. Tanto estación base como móvil disponen de duplexor que permite la transmisión y recepción simultáneas. En este sistema no es posible tampoco la comunicación directa móvil - móvil, sin pasar por la estación base. La implementación de estos sistemas es más cara y compleja que la de los anteriores.

Si bien esta clasificación es útil a la hora de comprender las particularidades de cada sistema de comunicaciones móviles, para el desarrollo de esta asignatura se cree más conveniente considerar la clasificación de sistemas según un conjunto de características que les confieren cierta operatividad. Además de las particularidades de la comunicación - símplex, semi-dúplex o dúplex - dentro de este conjunto de características se consideran otras como el tipo de gestión de la comunicación, la canalización..., en definitiva, se trata de agrupar los sistemas en relación con las facilidades de comunicación que permiten.

    1. Radiotelefonía de Corto Alcance (RTCA)

 

También denominados radiotelefonía convencional o "Walkie-Talkies", son sistemas de comunicación símplex, a una o dos frecuencias, o semi-dúplex, a los que se les asigna una serie de frecuencias para que cualquiera pueda utilizar siempre que estén libres. Este sistema, en principio, no permite ninguna privacidad al usuario.

Hoy en día hay miles de sistemas de radio convencional funcionando en todo el mundo. Estos sistemas, por su simplicidad, son la manera más popular de comunicaciones bidireccionales vía radio que existe.

En un principio, el protocolo de gestión de las comunicaciones y de la utilización del canal o canales asignados es muy sencilla: se basa en la utilización del botón PTT ("Push To Talk" o Pulsar Para Hablar) que existe en los equipos terminales y que sirve para conmutar entre receptor y transmisor. Los sistemas convencionales actuales ofrecen muchas posibilidades además de los básicos "hablar y escuchar".

Los sistemas de radio convencional varían en tamaño y complejidad. En función del tamaño, los sistemas se dividen en mono-emplazamiento y multi-emplazamiento. Los sistemas mono-emplazamiento contienen una única estación base o repetidor y operan según la distancia que cubre dicha base. Los sistemas multi-emplazamiento contienen múltiples emisores y transmisores que extienden el área de cobertura más allá de un sistema mono-emplazamiento convencional. Para ello, se utilizan diversas técnicas:

Voting - Para extender la cobertura de un área, se añaden múltiples receptores remotos al sistema. Dichos receptores pueden incorporarse a áreas remotas o edificios que están fuera del alcance normal del sistema.
Simulcast - Provee cobertura en un amplio área introduciendo varios transmisores que emiten la misma frecuencia de forma simultánea. Dado que los emplazamientos "simulcast" suelen solaparse, los usuarios pueden recibir comunicaciones independientemente de donde se hallen en el sistema.
Multicast - Similar al "simulcast", éste proporciona un amplio área de cobertura a través de múltiples emplazamientos que se solapan y que utilizan conjuntos diferentes de frecuencias.

En estos sistemas RTCA, existen bastantes probabilidades de ser interferido o de captar la señal de un transmisor cercano. La figura siguiente muestra gráficamente este hecho. Por tanto, la aparente simplicidad de este tipo de sistemas trae aparejados otra serie de problemas, como son la seguridad en las comunicaciones, el control de las mismas y la utilización eficiente del espectro radioeléctrico.

Figura: Sistema RTCA

La simplicidad de este tipo de sistemas hace que existan tantos equipos o "normas" como fabricantes. No obstante, dentro del seno del ETSI ("European Telecommunications Standards Institute") se intenta la normalización de este tipo de servicio. El objetivo final de esta normalización es que todos los fabricantes cumplan con un mismo estándar y, de esta manera, que todos los equipos sean compatibles o "interconectables" entre sí.

      1. Digital Short Range Radio (DSRR)

 

Esta norma, denominada "Digital Short Range Radio (DSRR)", define un transceptor de radio de baja potencia del servicio de radio móvil privada, diseñado para ofrecer comunicaciones, tanto de voz como de datos, vía radio en distancias cortas y capaz de trabajar en modo símplex a una frecuencia, para lo que se le asigna la banda de 933-935 MHz, y/o en modo semi-dúplex con dos frecuencias en la banda 933-935 MHz emparejada con 888-890 MHz.

El sistema DSRR consiste de 2 canales de control y 76 canales de tráfico, con una separación de 25 kHz en cualquier banda de frecuencias. Para la operación a dos frecuencias, cada canal en la banda de frecuencias inferior está asociado a un canal de la banda superior, separado del primero 45 MHz.

Se utiliza una modulación directa de la portadora para enviar el "Selective Signalling Code" - SSC o código de señalización selectivo - y los mensajes de voz y/o datos. El sistema DSRR utiliza diferentes velocidades de transmisión y tipos de modulación para los mensajes de señalización y para las comunicaciones de voz y datos.

El sistema DSRR utiliza una técnica de acceso multi-canal automático que funciona sin la ayuda de un controlador central en operación símplex a una frecuencia. En la operación a dos frecuencias, los repetidores y las unidades maestras toman control de la asignación de canales para los equipos que necesiten comunicar. En el modo de operación a una frecuencia, el equipo que inicia la llamada es responsable de asignar el canal de tráfico para la comunicación.

Como puede observarse, este sistema añade ciertos elementos de control que permiten no sólo la compartición de fabricantes sobre un mismo sistema, sino la gestión más eficiente del espectro radioeléctrico mediante el diseño de un protocolo de señalización algo más completo.

    1. Radiotelefonía de Grupo Cerrado (RTGC)

 

También denominados sistemas "trunking". Son sistemas en los que un conjunto de canales de radio soporta a todo un colectivo de usuarios móviles, gracias a un sistema dinámico de asignación de frecuencias. El concepto es que muchos usuarios utilicen un mismo conjunto de radiocanales. Estos canales se asignan a los usuarios, según demanda, para el establecimiento de una llamada y, a medida que las llamadas se completan, se devuelven los canales al "almacén" para que puedan ser asignados a otros usuarios. Para que este sistema tenga sentido, el número de usuarios debe ser muchas veces el número de enlaces o canales disponibles.

Las características diferenciadoras de este tipo de sistemas podrían resumirse en dos:

la primera, es que estos sistemas funcionan según asignación dinámica de frecuencias, permitiendo así su utilización por un gran número de usuarios a la vez. Además, estos sistemas permiten al usuario "esperar" cierto tiempo desde que éste solicita el canal hasta que dicho canal le es asignado: son los denominados sistemas de colas.
la segunda característica importante en estos sistemas es que posibilitan realizar llamadas a varios miembros de un grupo de usuarios, haciéndolos por tanto muy convenientes para aplicaciones de gestión de flotas o grupos cerrados de usuarios (policía, bomberos, cuerpos de seguridad, etc.).

Existen varias soluciones de sistemas trunking en funcionamiento. Actualmente, en Europa, la norma más extendida es la denominada MPT1327 y sus derivadas. Además, el ETSI ha estandarizado un sistema de comunicaciones trunking digital, al que denomina TETRA.

      1. MPT1327

 

Esta norma es un estándar de señalización para los sistemas de radio privada terrestre tipo "trunking". Este estándar fue desarrollado por el Departamento de Comercio e Industria del Reino Unido (DTI - Department of Trade and Industry).

El estándar puede utilizarse para implementar una gran variedad de sistemas. El protocolo ofrece un gran abanico de opciones y facilidades para el usuario. No obstante, no es necesario implementar todas las funciones de que dispone este estándar, bastando sólo un subconjunto que configure los requisitos mínimos del cliente.

El estándar sólo define la señalización sobre el interfaz aire, e impone unas restricciones mínimas sobre el diseño final del sistema. Este protocolo permite realizar las siguientes funciones:

Llamadas de voz.
Llamadas de datos, para la transmisión de señalización no pre-definida.
Llamadas de emergencia.
Introducción en una llamada en curso.
Mensajes de estado.
Mensajes cortos.

El protocolo utiliza señalización a 1200 bps, con modulación de subportadora en FFSK (Fast Frequency Shift Keying). Está diseñado para trabajar con unidades de radio a dos frecuencias semi-dúplex y un centro de control que trabaja en dúplex.

La señalización para establecer llamadas se transmite sobre un canal de control . Un centro de control puede configurarse para trabajar según dos estrategias diferenciadas: canal de control dedicado, en cuyo caso el canal de control está permanentemente dedicado a la señalización con los móviles; y, canal de control no-dedicado, donde el sistema puede asignar el canal de control para cursar tráfico.

Uno de los problemas de la señalización vía radio es el colapso de mensajes provenientes de varias unidades radio que transmiten a la vez. Estos problemas de colapso se controlan mediante un protocolo de acceso que ofrece alta eficiencia, estabilidad y flexibilidad: un Protocolo de Acceso Aleatorio basado en el Aloha ranurado.

El protocolo está diseñado para ser utilizado por sistemas que ponen en cola aquellas llamadas que no puedan establecerse de forma inmediata. El protocolo tiene también una facilidad de registro para ayudar a la implementación de sistemas y redes multiemplazamiento: una unidad puede informar a la unidad de control de su posición cuando transita entre diferentes emplazamientos o sistemas.

      1. TETRA (Trans-European Trunked RAdio system)

 

El ETSI ha definido un sistema de trunking, al que se ha denominado TETRA, que soporta voz y datos. Para ello, ha especificado el interfaz aire, la interconexión entre redes TETRA y otras redes mediante nodos intermedios ("gateways"), el interfaz de equipo terminal en la estación móvil, los aspectos de seguridad en la red, los objetivos de calidad de la misma y los servicios suplementarios que se proporcionan adicionalmente a los servicios de voz y datos.

Una red TETRA podrá estar conectada a otra red que puede también seguir el estándar TETRA o no; esta segunda red podría incluso ser una RDSI. La red TETRA puede ofrecer varios servicios de telecomunicación, en diferentes puntos de acceso.

Figura. Esquema de bloques de interconexión de una Red TETRA

Uno de los aspectos diferenciales en la especificación del sistema TETRA es la definición del estándar radio. El subsistema radio proporciona una serie de canales lógicos , que representan el interfaz entre el protocolo y la radio. En la figura siguiente se muestra una configuración de referencia de las funciones radio.

Figura: Parte Radio de una Red TETRA

Como se verá más adelante, este esquema es muy similar al especificado en el sistema GSM.

El acceso radio en el TETRA es TDMA (Time Division Multiple Access), con 4 canales físicos por portadora. La separación entre portadoras es de 25 kHz.

El recurso radio básico es un "timeslot", que dura 14,167 ms (85/6 ms), que transmite información a una velocidad de 36 kbps. Esto significa que la duración del timeslot, incluyendo tiempos de guarda y rampa, es de 510 bits (255 símbolos). Al igual que ocurre en el GSM, el acceso radio define una estructura de hipertrama, multitrama, trama, timeslot y ráfaga. Igualmente existe un emparejamiento entre canales lógicos y físicos. Aunque esto se explicará con mayor detalle cuando se hable sobre GSM, en la figura siguiente se muestra la estructura del acceso radio.

El recurso físico disponible al subsistema de radio es una asignación de parte del espectro radioeléctrico (223 a 235 MHz). Este recurso se divide en frecuencia y en tiempo. La frecuencia se divide según radiocanales mientras que el tiempo se divide en timeslots y tramas TDMA, tal y como muestra la figura. Se definen aquí dos tipos de canales físicos: el canal de tráfico (TP), que transporta principalmente canales de tráfico, y el Canal de Control (CP) que lleva exclusivamente la señalización de la comunicación.

Figura: Tramas en TETRA

El canal de control lleva mensajes de señalización y datos en modo paquete. Se definen cinco categorías de canal de control:

Canal de difusión (BCCH, Broadcast Control Channel), que es un canal unidireccional para uso común de todas las estaciones móviles y que lleva información general.
Canal de alineación (LCH, Linearization Channel), utilizado por las estaciones móviles y estaciones base para alinear/ajustar sus transmisores.
Canal de Señalización (SCH, Signalling Channel), compartido por todas las estaciones móviles pero que puede llevar información particular a un grupo de ellas. Puede ser up-link o down-link (desde MS a BS o viceversa).
Canal de Asignación de Acceso (AACH, Access Asignment Channel), donde se indica la asignación de slots para la comunicación entre estación base y estación móvil (up-link y down-link).
Canal "Robado" (STCH, Stealing Channel), que es un canal asociado a un canal de tráfico que se "roba" temporamente para enviar información de control.

Como puede observarse, la especificación de este sistema es suficientemente compleja, siendo esto lo que permite, por otra parte, mayor flexibilidad a la hora de operar el sistema, así como mayor efectividad en la utilización de los recursos disponibles.

    1. Telecomunicación sin hilos

      La telecomunicación sin hilos está diseñada para usuarios cuyos movimientos están delimitados a un área bien definida. El usuario de la telecomunicación sin hilos hace llamadas desde un terminal portatil que se comunica por señales de radio a una estación de base fija. La estación de base está conectada directa o indirectamente a la red telefónica conmutada (RTC).

      El área restringida cubierta por un sistema de telecomunicación sin hilos puede ser desde una casa o apartamento privados hasta un distrito urbano o un bloque de oficinas. Cada aplicación tiene sus necesidades específicas.

      1. CT0, CT1 y CT2

        Las denominaciones CT se corresponden con "Cordless Telecommunications". Las denominaciones CT0 y CT1 corresponden a los estándares de primera generación de este tipo de sistemas.

        Partiendo de una estación de base, cargador y terminal, y enfocados principalmente al uso doméstico, estos sistemas estuvieron disponibles a primeros de los 80. Con un radio de cobertura de 100 a 200 metros, utilizan técnicas analógicas de transmisión radio sobre dos canales independientes: uno para transmitir y otro para recibir voz. El inconveniente es que el número limitado de frecuencias disponibles para estos sistemas puede provocar interferencias entre terminales, a pesar de la baja densidad relativa de usuarios.

        También pensado para el usuario residencial, se desarrolla el CT2, que es una versión mejorada del CT0 y CT1. Utilizando FDMA (Frequency Division Multiple Access) como técnica de acceso, el sistema CT2 genera capacidad dividiendo el ancho de banda en varios radiocanales en el dominio de la frecuencia. Al establecer una llamada, el terminal buscará los canales disponibles y se sintonizará en uno desocupado para esta llamada. Basado en la técnica de TDD (Time Division Duplexing), la llamada se dividirá en bloques que se alternarán entre transmisión y recepción.

      2. DECT

 

El DECT (Digital Enhanced Cordless Telecommunications) se está desarrollando en el ETSI casi desde el principio de la existencia de esta institución. El DECT es esencialmente una tecnología genérica de acceso radio para comunicaciones sin hilos en distancias cortas.

Al ser una tecnología de acceso radio, el DECT define un interfaz aire diseñado para utilizarse como medio de acceso a muchos tipos de redes distintas - RTC, RDSI, GSM, redes privadas y centralitas, entre otras. El DECT no define una arquitectura de red soporte ("backbone"), al contrario que, por ejemplo, el GSM. Por ello, para poder conectarse a cualquier tipo de red, el DECT viene provisto de una completa serie de protocolos en su estándar básico.

El DECT es un sistema diseñado para soportar altas densidades de tráfico, a distancias reducidas - típicamente 300 metros, aunque podría ampliarse considerablemente para aplicaciones específicas. El DECT se aplica a cualquier tipo de comunicaciones sin hilos, no sólo a telefonía convencional. Actualmente, el DECT permite el envío de mensajes de texto, acceso RDSI básico 2B+D o, utilizando los perfiles de datos de DECT, velocidades de transmisión de hasta 522 kbps para aplicaciones multimedia.

El DECT se diseñó para ser fácil de construir, fácil de instalar, pero, a la vez, ofreciendo alta capacidad y calidad de voz, equivalente a la delas redes fijas. Algunas de las características de este sistema son las siguientes:

10 frecuencias entre 1880 y 1900 MHz, con 24 timeslots en cada canal, ofreciendo un total de 240 timeslots o 120 canales (TDMA).
Alta capacidad: 10.000 E/m2.
Selección dinámica de canal; el terminal DECT decide cuando y hacia donde realiza el handover.
No es necesario planificar frecuencias, lo que permite una instalación relativamente sencilla.
Alta calidad de voz gracias al uso de la modulación ADPCM (Adaptative Differential Pulse Code Modulation) a 32 kbps, según norma G.736, con control de eco en la parte fija.
Handover automático.

Uno de los bloques funcionales básicos del DECT es el denominado GAP (Generic Access Profile). Éste define un conjunto mínimo de requisitos para soportar telefonía vocal. También define los componentes básicos del protocolo DECT que son necesarios para permitir que cualquier terminal DECT pueda conectarse a cualquier parte fija DECT que soporten este protocolo. Este perfil permite movilidad dentro del sistema DECT, además de encriptación de la señal.

ETSI está desarrollando en estos momentos otro proyecto basado en DECT al que denomina CTM (Cordless Telecommunications Mobility), cuyo objetiv o es proporcionar movilidad a las redes fijas existentes. Gracias a este nuevo desarrollo, serán posibles las funcionalidades de roaming y handover entre distintos sistemas y redes DECT. El GAP cubre las funcionalidades exigidas en la primera fase del CTM. Para la fase 2, se está desarrollando un nuevo perfil denominado CAP (CTM Access Profile), donde ya se contienen las facilidades de roaming y handover entre distintas redes DECT.

      1. PHS

 

Mientras en Europa se trabaja sobre el sistema DECT y su evolución, en Japón ya se está comercializando con bastante éxito un sistema de telecomunicaciones sin hilos al que denominan PHS (Personal Handy-phone System).

Como puede identificarse en la figura siguiente, el sistema PHS define algo más que el acceso radio, al contrario de lo que hace el DECT. Este sistema identifica también elementos de red, tales como el Servidor PHS, el HLR (Home Location Register) o registro de posición de base, el CDR (Call Detail Recorder) o base de registros de llamada, el NMS (Network Management System) o sistema de gestión de red y la BC/SDM (Billing Centre/Subscriber Data Management) o centro de explotación.

Figura: Sistema PHS

Este sistema se ha construido sobre la base de tecnologías de acceso radio digital y una arquitectura de red microcelular. El PHS utiliza una técnica de asignación dinámica de canales, que unido a técnicas descentralizadas de control de los radiocanales permiten al operador utilizar las frecuencias de forma flexible y eficiente.

El interfaz aire está totalmente estandarizado por la Asociación de Industrias y Empresas de Radio (ARIB, Association of Radio Industries and Businesses), que es una organización japonesa encargada de estos temas. El interfaz de red entre estaciones de base y red digital está estandarizado por el Comité Técnico de Telecomunicaciones, que es el órgano japones responsable de los estándares de red. Este interfaz de red está basado en la RDSI, modificado para permitir funciones específicas del PHS, tales como el registro, la autenticación y el handover.

Algunas de las características básicas de este sistema son las siguientes:

Funciona en la banda de 1898 a 1918 MHz.
Utiliza la técnica de acceso TDMA/TDD, igual que el DECT.
Alta calidad de voz gracias al uso de la modulación ADPCM (Adaptative Differential Pulse Code Modulation) a 32 kbps.
Selección dinámica de canal; el terminal PHS decide cuando y hacia donde realiza el handover.
No es necesario planificar frecuencias, lo que permite una instalación relativamente sencilla.
Handover automático.
A diferencia del resto de sus competidores, permite la comunicación entre terminales sin necesidad de utilizar el resto de la red.
    1. Sistemas de comunicaciones móviles por satélite

 

En la actualidad están teniendo gran auge los sistemas de comunicaciones móviles vía satélite, gracias al gran desarrollo de la tecnología y al gran mercado potencial que estos sistemas parecen tener.

Se pueden diferenciar tres tipos de sistemas, en función de cual es la órbita en que han situado, o van a situar, sus satélites. Así hay:

Sistemas geostacionarios, con satélites situados en órbitas geostacionarias, a unos 36.000 km de altura.
Sistemas de órbitas medias, o MEOs (Medium Earth Orbit), con satélites situados entre los 10.000 y 15.000 km de altura.
Sistemas de órbitas bajas o LEOs (Low Earth Orbit), con satélites situados a menos de 3.000 km de altura.

Todos los sistemas de comunicaciones por satélite basan su funcionamiento en la sustitución de la estación de base terrestre por una "estación base" situada a varios kilómetros sobre la Tierra. Por ello, aunque estos sistemas ofrecen una gran superficie de cobertura, son muy susceptibles a desvanecimientos y a sombras de cobertura debido a obstáculos del terreno, bien naturales o artificiales.

Figura. Comunicación por satélite

      1. Sistemas de órbitas geostacionarias

 

Hasta la fecha, si se omiten los sistemas denominados regionales, que sólo dan cobertura a un país o grupo de países determinados, sólo existe un consorcio que pueda ofrecer sistemas de comunicaciones móviles comercialmente a nivel global: Inmarsat. A través de sus distintos productos, denominados Standard A, B, C, D, E M y mini-M, Inmarsat ofrece distintos servicios de comunicaciones, dirigidos básicamente a instalaciones en vehículos.

Los sistemas Inmarsat están basados en su constelación de 4 satélites geostacionarios, que ofrecen cobertura en todo el planeta, entre los 70º de latitud norte y sur. El sistema Inmarsat nació con la necesidad de dotar de comunicaciones a los grandes barcos transatlánticos y de aumentar la seguridad en casos de desastre marítimo. Es por ello que la mayoría de los usuarios de estos equipos son grandes embarcaciones.

Cada uno de los equipos Inmarsat ofrece unas características y capacidad de comunicación diferentes. Así tenemos:

Inmarsat-A; introducido en 1982 y proporcionando servicio de telefonía, fax, datos, telex y correo electrónico.
Inmarsat-B; lanzado en 1993, es el sucesor digital del Inmarsat-A (que todavía está operativo). Ofrece servicios similares al Inmarsat-A pero a precios más reducidos, gracias a su mejor aprovechamiento espectral.
Inmarsat-C; considerado el primer servicio de comunicaciones personales vía satélite y uno de los más populares. Permite enviar mensajes de datos mediante terminales portables.
Inmarsat-D; es un servicio de radiomensajería, por tanto unidireccional, vía satélite.
Inmarsat-E; utilizado para dar servicio de alerta en desastres marítimos, combinando la capacidad de comunicación de los satélites Inmarsat con la determinación de la posición mediante el sistema de satélites GPS.
Inmarsat-M; el primer teléfono personal portable vía satélite que permite transmisión de voz, datos, fax y servicios de llamada de grupo a través de un terminal del tamaño de un portafolios. La versión marítima de este sistema incorpora una antena con un radomo de unos 70 cm de diámetro.
Inmarsat Mini-M; diseñado para explotar las posibilidades de la nueva generación de satélites Inmarsat-3, con antenas de haces reducidos ("spot-beam"). Es el más pequeño de los terminales Inmarsat, con un tamaño equivalente al de un ordenador portátil ("Notebook").
      1. Sistemas de órbitas medias (MEOs) y bajas (LEOs)

        En este grupo se encuentran todas las nuevas generaciones de satélites, que tienen previsto su lanzamiento comercial entre 1998 y el 2001. La principal diferencia entre MEOs y LEOs es la altura de la órbita y, por ello, la planificación en cuanto a número de satélites necesarios para ofrecer cobertura global y la manera de gestionar dicha red.

        Al estar los satélites más próximos a la tierra, esto facilita el diseñar equipos terminales más pequeños y con menor consumo (menor distancia implica antenas de menor ganancia, menor potencia radiada y, por tanto, menor consumo y menor tamaño de batería requerido). Además, al no ser necesario aumentar la ganancia en el equipo mediante antenas directivas, se pueden utilizar antenas omnidireccionales en los terminales, lo que les confiere verdadera movilidad personal frente a los más complejos terminales de sistemas geostacionarios.

        A continuación se muestan los cuatro proyectos de sistemas globales que más posibilidades tienen de convertirse en sistemas comerciales.

        1. Iridium

          Sistema basado en una constelación de 66 satélites en órbitas bajas (740 km), situados en 11 planos polares, que pretende dar cobertura global. El sistema Iridium está controlado por una serie de estaciones de telemetría y control y se comunica con las redes terrestres a través de una serie de centrales de conmutación, que cumplen básicamente con el estándar GSM.

          Los satélites se comunican con los móviles en la banda de 1,6 GHz (banda L), y utilizan como técnica de acceso el TDMA.

          El sistema Iridium es el único capaz de conmutar llamadas entre sus propios satélites, es decir, una llamada entre dos terminales Iridium no tiene porqué pasar a través de una red conmutada terrestre.

          Se prevé que este sistema esté comercialmente operativo a finales de 1998.

        2. Globalstar

          Al igual que Iridium, se trata de un sistema de órbita baja (LEO). Su constelación la componen 48 satélites a 1.410 km de altitud y situados en 8 planos orbitales inclinados 52º respecto al ecuador.

          En este caso, los satélites actúan como meros espejos, haciendo que la señal se transporte entre el terminal y la estación terrena sin ningún proceso intermedio. En la estación terrena existe una central de conmutación tipo GSM que manejará el tránsito de las llamadas en ambos sentidos.

          La comunicación entre satélites y terminales se realiza en la banda de 1,6 GHz (banda L), mediante la técnica de acceso CDMA; cada terminal utiliza la señal de dos satélites simultáneamente, lo que mejora considerablemente la calidad de la comunicación.

          Este sistema tiene prevista su entrada comercial a principios de 1999.

        3. ICO

          Este proyecto es el que antiguamente se denominaba Inmarsat P-21 y que, con el cambio estructural de su accionariado y, por ende, de empresa operadora, cambió también el nombre del sistema.

          El proyecto ICO está basado en una constelación de satélites en órbitas medias (MEOs). Necesita de 10 satélites (más dos de reserva) situados en dos órbitas a 10.355 km sobre la tierra e inclinadas 45º respecto al ecuador.

          Al estar situados en órbitas más elevadas que los MEOs, necesitan de menor número de satélites para ofrecer cobertura global. La comunicación entre móvil y satélite se realiza en la banda de 1,6 GHz (banda L) utilizando como técnica de acceso el TDMA.

          Se prevé que este proyecto entre en fase comercial en el año 2000.

        4. Odyssey

 

Es un proyecto muy similar al ICO. También se basa el sistema en una constelación en órbitas medias (MEO), a 10.354 km de altitud. Consiste dicha constelación en 12 satélites situados en tres planos orbitales con una inclinación de 50º respecto al ecuador.

La comunicación entre móvil y satélite se realiza en la banda de 1,6 GHz (banda L) utilizando como técnica de acceso el CDMA.

Se prevé que este proyecto entre en fase comercial en el año 2001